¿Qué se entiende hoy por hoy como Tabú?

De acuerdo con la introducción al tema, el tabú corresponde a una prohibición que se da por consensos sociales (superstición, pudor, intencionalidad política, educación, etc.) que son conocidas y se encuentran en toda la comunidad y como ya se menciono antes, los tabúes del lenguaje según Ullman en su libro de Semántica. Introducción a la ciencia del significado (1967) son tres:

Tabú del miedo: tiene que ver precisamente con lo que es el miedo irracional en el que se encuentran las categorías de los seres y fenómenos sobrenaturales. La palabra Diablo, por ejemplo, no se menciona en muchos países y muchas culturas, a la que se le sustituye por otra como es: “el cornudo”, “cachudo”, “mandinga”, “el cola de flecha”, etc. Así como también los eufemismos con los que se remplaza el nombramiento de la muerte, “la pelá”, “se puso el pijama de palo”, “la parca”, “se entregó al creador”, “estiro la pata”, así como tantas otras.

Tabú de la decencia: que comprende tres esferas: el sexo, ciertas partes y funciones del cuerpo, y los juramentos, al igual que en el tabú del miedo se recurren a eufemismos para nombrar ciertas cosas por otras por ejemplo el nombre de cuando una mujer espera un hijo, técnicamente debería ser que va a parir, pero, ocupamos otras palabras que se oyen más agradables, como dar a luz.

Tabú de la delicadeza: que consiste en eludir -como tendencia humana general- la referencia directa a los asuntos desagradables. En este grupo se incluyen los nombres de los defectos físicos y mentales, las acciones criminales, etc.

Ya que el tabú en si es un tema tan complejo de tocar, mucho más allá del planteamiento lingüístico que anteriormente se explicó, encontrar el tabú dentro de lo social es muy difícil, por su propio significado, un tema poco recurrente o escondido. En una época como la nuestra llámese post-moderna, contemporánea, actual, etc. discutirlo es algo más complejo aún, porque se han dejado de lado las pre-nociones del mundo antiguo que hacías más fácil la identificación de estos temas, ya que a los sujetos de partida se les adoctrinaba y se les educaba bajo los parámetros de lo religioso y para el caso de Chile, una iglesia tan tradicionalista como la católica, nos era mucho más sencillo poder identificar dichos temas, ya que era una sociedad mucho más conservadora; en cambio ahora se abanderan las personas bajo la consigna de la “libre expresión” por ejemplo  y estamos en un tipo de sociedad mucho más desinhibida .

Por eso a la hora de discutir el concepto de Tabú se vuelve una tarea mucho mas ardua de lo que pudo ser por ejemplo 30 años atrás pues en las mismas discusiones que se dan entre sociólogos (o futuros sociólogos) se hace difícil llegar a un consenso, es más, es sumamente complejo avecinar una luz de concordancia y claridad entre los pares para ponerse de acuerdo en una pregunta que se pueda ver tan simple como ¿Qué es lo que es?; en la discusión ni siquiera se alcanza a llegar al tema de ¿Qué cosa en específico seria para nuestra sociedad un Tabú?, sino que simplemente ponerse de acuerdo en su significancia y aplicación resulta ser una ardua tarea intelectual.

Dentro de las discusiones se toman algunos puntos para esclarecer el concepto que se lanza a debate se plantan ideas acerca del tabú como que este se relaciona de alguna manera con el poder, pero en este punto se hace difícil la distinción entre lo que se considera tabú con lo que es censura y si desde esta perspectiva, este se pudiera tomar como una normativa de convivencia, y ella se direcciona a lo que es el respeto con los valores tanto propios, como los del otro con que estemos en convivencia, se habló en este sentido con entrar en el juego de los roles e identidades percha, y se debe diferenciar entre lo que es el rol en situaciones determinadas que no es lo mismo que el tabú.

Un punto que me parece sumamente importante a destacar es que como sociólogas/os y como bien planteó uno de nosotros sería interesante ir en busca de esos tabúes que estén dentro de lo común y lo cotidiano, pero que no seamos capaces de verlo a simple vista y se encuentren ocultos en la sociedad, pero tener en conciencia, claro algo tan o más importante que esto aún, que el tabú precisamente no es malo, sino que prohibido o escondido, y no por ello debe ser algo  nocivo sino que apunta a lo funcional.

Queda entonces abierto el tema e invitados a que opinen acerca de lo que hoy es tabú…

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Introducción al tema

Antes de comenzar con esta odisea personal que me he impuesto, debo partir con dos puntos, el primero es poner de manifiesto que trataré algunos temas que por la sociedad están bajo el estigma de ser “tabú” y también relacionarme con el porqué lo son, el motivo para que se encuentre rechazado o escondido de la sociedad a simple vista, y que además sociología del tabú como propiamente tal, a mi parecer no hay mucha o casi no encontré otros estudios que sean de este estilo… quizá por eso me interesó en primer lugar, lo más parecido a un estudio sobre el tabú fue el libro de Sigmund Freud llamado Tótem y Tabú, al cual no haré mas referencia que ésta por ahora.

Segundo es que daré una breve definición de lo que este término significa, para saber desde qué punto se está planteando este sitio a la hora de crear sus comentarios, la definición está basada en el libro “Principios de Sociolingüística y sociología del lenguaje” del autor: Francisco Moreno Fernandez.

“Tabú es una prohibición de algo ya sean estas acciones u objetos y esta puede estar dada por distintos aspectos, ya sea morales, religiosos, sociales o simplemente por conveniencia. Ésta es una palabra malayo-polinesica que significa “sagrado” y que si se hace o se toca, puede atraer grandes desgracias ya sea para el autor de dicha acción y para su gente, como bien se explica esta parte, resulta un consenso social ya que la desgracia no sería traída solamente para quien realiza el agravio, sino que para todo aquel que le rodee, entonces la sanción por hacer dicho acto no es solo personal, sino que hay un castigo social, porque también afectaría a la propia sociedad , se debe aclarar que el tabú no se ciñe estrictamente a lo religioso sino que obedece a convenios y actitudes sociales.

Desde el punto de vista lingüístico, se habla de tabú para hacer referencia a una palabra cuyo uso debe evitarse, generalmente por motivos sociales, políticos, sexuales, supersticiosos o religiosos: la palabra existe, pero su empleo provoca rechazo o recriminación de la comunidad o un grupo social.”
Ullman (1967: 230-236) agrupa los tabúes en tres categorías distintas, según la motivación psicológica que hay tras ellos, estos son el tabú del miedo, la delicadeza y la decencia.

Terminada esta explicación quedan todos cordialmente invitados a ser parte de esta comunidad y los temas que aquí serán tratados, desde la manera más sociológica posible, ya que si bien socialmente no es un tema aceptado y se trate de ocultar, por más que se niegue y no se hable de ello, el tabú, existe…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario